La legitimidad de la monarquía alauí en tela de juicio tras el fracaso electoral

Análisis informativo sobre las elecciones marroquís para la asignatura de Democratización, Desarrollo y Política Exterior en el Magreb y Oriente Medio impartida por el profesor Isaías Barreñada el 14 de marzo de 2017.

Una mujer vota en Marruecos durante las pasadas elecciones de noviembre de 2016 (EFE)
Una mujer vota en Marruecos durante las pasadas elecciones de noviembre de 2016 (EFE)

Lo que el pasado 7 de octubre se celebraba como una “reválida del islamismo”[1] en Marruecos se ha convertido en un escenario político paralizado e incapaz de formar Gobierno. Tras cinco meses desde las elecciones en el reino alauita la situación no parece avanzar y la Constitución recién renovada en 2011 no contempla una salida a este embrollo.

Marruecos es un Estado monárquico parlamentario que funciona con un Parlamento y una Cámara de representantes, a parte de una fuerte presencia de la figura del rey – ahora Mohamed VI – en toda la vida política. A pesar de que ha sido un país con una larga trayectoria de comicios electorales a todos los niveles sociales, las acusaciones de manipulación electoral han estado vigentes hasta 2002. Con la muerte de Hassan II las elecciones han reflejado un mayor grado de fiabilidad, sin que ello quiera decir que estén extensas de distorsiones[2]. Seguir leyendo “La legitimidad de la monarquía alauí en tela de juicio tras el fracaso electoral”

Crónica de un 20 de Agosto en Alhucemas..

¡Hoy es veinte! ¡Hoy es 20! ¡Hoy es veinteee! Estaba soñando con tambores cuando de repente me doy cuenta de que no es un sueño… Abro un ojo y veo a mi compañera Sara, levanto la cabeza un poco y ¡veo al profesor de música tocado unos tambores enormes! Dejo caer la cabeza otra vez contra mi almohada improvisada. Estoy en Marruecos, aún me cuesta creerlo.

Inmediatamente escucho el grito de Pablo convocándonos para hacer deporte. Salgo del saco, me pongo las deportivas y me acerco al grupo de personas que se aglutinan a su alrededor. Calentamos y salimos a correr… Uff, ¡con lo mal que se me da! Pero bueno me he encontrado con que no soy la única y hemos creado un pequeño grupo de rezagadas. Después nos dejaron meternos en el mar ¡yuju! ¡La primera ducha después de cinco días! Además, después de la ducha, Jorge el bombero, desde el camión nos ha dado una ducha de verdad con la manguera. Jo, que majo es ese hombre. Nada más secarnos, desayunamos una rica sandía y empezamos una nueva marcha.

Seguir leyendo “Crónica de un 20 de Agosto en Alhucemas..”