“The danger is in here: the equality”

Reseña y análisis del retrato de la época pre-islámica tal y como se retrata en la película “The Message” del director sirio-estadounidense Mustafá Akkad (1976). Presentado para la asignatura de Relaciones Internacionales Occidente – Mundo Islámico impartida por el profesor Rafael Bustos el 24.03.2017.
Fuente: https://archive.org/details/The-Message-1976-StoryofIslam

El islam nace como un movimiento unificador dentro de una sociedad divergente. En la Meca, donde nació el famoso mensajero de Dios, Mohamed, los ciudadanos adoraban a alrededor de 360 dioses distintos.

La sociedad politeísta visitaba a sus dioses en la Kaaba, conocida como la casa de Dios. Dentro de la Kaaba había distintas figuras que representaban a todas las divinidades existentes. Por ello, cuando el mensaje de Mohamed de la existencia de un solo Dios llega a los mecanos[1] rompe con todos los esquemas de creencias y se considera algo revolucionario.

Para ponernos en situación, durante el S. VI en el mundo se encontraban tres imperios muy importantes: El imperio Bizantino, con Heraclios al mando durante el apogeo de Mahoma; el imperio Persa liderado por Kisra[2] en su momento; y el imperio Romano con un importante núcleo en Alejandría.

Cuando comienza la película (al igual que cuando acaba) se visualiza a tres mensajeros que se dirigen a tres localizaciones distintas. Cada mensajero a un imperio distinto para llevar un mensaje de sumisión al islam: “Mohamed, el mensajero de Dios, invita a los líderes a adoptar el islam como religión única para alcanzar la salvación”.

Es importante recordar que Mohamed fue  (ha sido y es) el último profeta hasta la fecha. Tuvo una vida más o menos normal y no fue hacia los cuarenta años cuando tuvo su primera revelación: El arcángel Gabriel se le apareció mientras meditaba en una montaña cercana a la Meca para recitarle los primeros versos de lo que más tarde conoceremos como Corán.

Como detalle a destacar durante el film, el director Mustafá Akkar ha preferido respetar la imagen de Mohamed y no sacarle en ningún plano para evitar controversias. Es por ello que de vez en cuando los actores se dirigen a la cámara para hablar con el profeta o se graban imágenes desde la visión de Mohamed encima de un camello.

Eludiendo lo irónico que resulta que Mohamed sea el cámara de la película, es muy importante analizar el por qué no se le atribuye ningún actor. La figura del profeta ha causado tantísima polémica que ni si quiera en su momento (1976) se atrevieron a ponerle cara ni voz. Son sus discípulos y seguidores los que leen sus escritos y son ellos los que aconsejan qué pasos dar durante la hégira o la batalla de Uhud.

La imagen del profeta es casi simbólica durante el film y nos recuerda un poco al Sócrates que inventó Platón y que aún algunos confunden con un personaje real…

Pero independientemente de la figura física de Mohamed, de si existió literalmente o no, lo que predicaba y sus escrituras (el Corán) llegaron para romper con la sociedad que se establecía en aquel momento. Una sociedad politeísta, esclavista, que jerarquizaba a los humanos según su procedencia, sexo y riqueza.

En una ciudad de comerciantes como era la Meca, los mensajes se expandían rápido ya que muchos ciudadanos solo estaban de paso. Cuando Mohamed empezó a comentar sus revelaciones, la mayoría de los ciudadanos no entendía el ser musulmán. “Nosotros somos árabes, obedecemos a nuestros padres, no toleraremos que nuestros hijos sean los profesores”, explica un comerciante[3] tras escuchar el mensaje que transmitía uno de los seguidores que había estado hablando con Fatimah, la hija de Mohamed.

Y es que uno de los principios de los que hablaba Mohamed es que todos los musulmanes son iguales entre ellos. “No se faltarán al respeto, ni se robarán, se ayudarán mutuamente entendiendo su condición igualitaria”. Esto rompe todos los esquemas de los esclavistas que acusan a Mahoma y a sus seguidores de herejes y blasfemos. Otros muchos le acusaban de poeta loco…

Sea como fuere, Mahoma consiguió aunar los suficientes adeptos como para ser considerado una amenaza en la Meca, muchos fueron asesinados y torturados hasta que huyeron a Medina. ¿Y por qué Medina? Pues resulta que era una ciudad cristiana donde son más tolerantes con aquellos que practican otras religiones. De hecho, cuando llegan y se entrevistan con el rey Negus de la ciudad éste le dice: “la diferencia entre nosotros no es mucho más grande que esta línea” (mientras pinta una pequeña línea en el suelo).

Es simplemente sublime analizar cómo, desde el principio de los tiempos –nunca mejor dicho- los musulmanes aceptan a Cristo tan bien como los cristianos. Es por ello que les aceptan en Medina y comienzan a construir la primera mezquita donde vivirá Mohamed.

Pero, ¿qué es lo que cambio Mohamed? ¿Cuál fue el antes y el después de sus revelaciones? Tras una tradición de nómadas y beduinos las tribus árabes llegaron a tener una cierta unidad política con un jefe común. También aparecieron diversos partidos y diferencias en las ideas y preceptos religiosos islámicos (chiíes y suníes) que formaran distintas culturas dentro de la propia religión.

Las tribus árabes unidas bajo el mandato de Mahoma y sus sucesores conquistaron en pocos años (del 697 al 708) casi todo el Asia Menor, Egipto y norte de África[4]. Los pueblos dominados que aceptaron el islam son conocidos con los nombres de musulmanes, mahometanos (de Mahoma) y sarracenos (del arameo rabínico sarq-iy-in, habitantes del desierto[5]). Entre todos ellos, el principal era el pueblo árabe, pero no fue el único.

¿Se consiguió esa igualdad de la que tanto habla el film? Pues esta es una lucha relativa que ha necesitado de siglos para desarrollarse y, ni siquiera en el S. XXI, se ha ganado todavía.

La religión islámica ha ido evolucionando mediante interpretaciones de un siglo a otro y actualmente encontramos sociedades islámicas donde la tolerancia brilla por su ausencia, como Arabia Saudí, y otras donde se respetan los derechos humanos en la religión de manera fehaciente como Turquía[6] o el Sáhara Occidental.

La adhesión a una religión u otra es algo muy personal que cada uno aplica a su manera. La simbología de una religión reside en dar respuesta a todo aquello que el ser humano no puede explicar. Es por ello que se debe tratar con respeto y no juzgar a los demás practiquen lo que practiquen.

La historia de cada rama de la fe ha creado culturas e imperios enteros que durante mucho tiempo han tenido una influencia brutal. E incluso a día de hoy podemos decir que se cometen grandes actos en nombre de una u otra religión contra otras religiones. Desde el Estado Islámico en Siria que atenta por doquier diciendo representar un islam vetusto, hasta los movimientos budistas en Birmania que luchan por expulsar a los musulmanes de la zona[7].

Con distintas tradiciones la búsqueda de La Verdad se basa en muchos casos en el respeto y la igualdad, casi todas las religiones reconocen estas primicias. El problema es cuando no se aplican y se justifica el resto de actos no-tolerantes con la palabra de Dios/Allah tergiversada.

 

[1] Gentilicio aceptado por el Diccionario de la Lengua Española. (También existe mequí aceptado por el Diccionario Panhispánico de Dudas).

[2] También conocido como Khosrow II.

[3] Partiendo de la base de que hablamos de una película y son actores los diálogos que se transmiten han sido tratados como algo verídico, aceptados por la universidad del Al-Azhar de El Cairo y el Congreso Islámico Superior de Shiat en el Líbano. (Minuto 4:57 del film).

[4] Islam clásico definición Wiki. (https://es.wikipedia.org/wiki/Islam_cl%C3%A1sico)

[5] Sraq es desierto

[6] País declarado laico pero el 95% de su población practica el islam.

[7] Bez diario “Matar (y morir) en nombre de Buda”, Marta Trejo Luzón (http://www.bez.es/519434816/Matar-en-nombre-de-Buda.html) .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s