El estrangulamiento de las culturas olvidadas en la región MENA. Los primeros cristianos.

Práctica realizada para la asignatura de Relaciones Internacionales Occidente – Mundo Islámico impartida por el profesor Rafael Bustos el 10.03.2017.

Cristianos coptos egipcios durante una protesta en el Cairo tras los ataques a iglesias en diciembre de 2016 (Reuters).
Cristianos coptos egipcios durante una protesta en el Cairo tras los ataques a iglesias en diciembre de 2016 (Reuters).

Dentro de los Estados o regiones donde hay tanta heterogeneidad de culturas existe una política divisoria hacia las minorías (the millet legacy[1]). Este tipo de políticas se aplica a todos los niveles beneficiando y perjudicando –dependiendo de la región- a las poblaciones que conviven en el mismo territorio.

Generalmente, las diferenciaciones traen consigo consecuencias más negativas que positivas hacia la población minoritaria. Por ejemplo, en Oriente Medio y el Norte de África (MENA), los coptos en Egipto son la minoría cristiana con más representación de la región, siendo originarios de Egipto.

La Ley egipcia de Estatuto Personal basada en la sharia se aplica sólo a musulmanes, mientras que los coptos se rigen por las normas de la Iglesia que prohíben el divorcio, salvo en casos de adulterio. Algunos coptos llevan desde 2012 demandando una ley civil que les conceda el derecho al divorcio.[2]

En otras regiones como en Irán, las minorías también son apartadas. El gobierno niega la libertad de religión a los baha’is[3] y los discrimina. Hasta octubre de 2016 había al menos 85 baha’is encarcelados en prisiones iraníes. Además, los cristianos conversos del Islam, así como los miembros del movimiento de la “Iglesia en casa” -que se reúnen para rezar en casas privadas- siguieron siendo el blanco de las fuerzas de seguridad.

A pesar de ser un país de mayoría chií[4], rodeado de gobiernos vecinos suníes “poco amables” con la minoría chiíta, es igual de despótico -o más- con su millet legacy. El gobierno ha restringido las actividades culturales y políticas entre las minorías azeríes, kurdas, árabes y baluchis del país[5], suníes mayoritariamente.

En otro momento de la historia durante la aventura colonizadora de Occidente, las minorías obtuvieron “protección” como una mera justificación colonial. Los dirigentes coloniales no sólo protegían a ciertas minorías, si no que a veces les otorgaban privilegios materiales y simbólicos en contra de la mayoría1.

Durante el asedio al Imperio Otomano se hizo una clara distinción entre musulmanes y millets en la región de Oriente Medio y el Norte de África (MENA), se les consideraban personas de segunda clase y no obtuvieron ningún tipo de privilegio.

Dentro del ámbito de la seguridad, las minorías también salen perjudicadas con esta política de discriminación. Desde los palestinos en Israel que se someten a registros constantes mientras andan por la calle o cruzan de un barrio a otro, hasta los kurdos en Siria que empiezan a tener serios problemas de imagen debido al grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que lucha contra el gobierno de Erdogan.

Actualmente, las minorías que reclaman su reconocimiento se ven denominadas como “neo millets claims” y, aunque representen culturas milenarias, todavía sufren discriminación por “tener menos representación”.

La supervivencia de los egipcios cristianos en Egipto

La Iglesia copta en Egipto fue creada en el siglo I y su nombre deriva de la palabra griega aigyptios (egipcio). Sus antepasados fueron gobernados sucesivamente por los faraones durante casi tres mil años, luego por Alejandro Magno, a continuación por Ptolomeo y sus descendientes, después por el Imperio romano y más tarde por Bizancio[6]. Estaban bajo administración bizantina cuando los árabes, unidos por el mensaje religioso del islam, conquistaron Egipto en el siglo VII.

Sobrevivieron a la invasión árabe y desde entonces son minoría en un país que comparte raíces léxicas de su procedencia con el territorio donde habitan y son discriminados: Egipto.

Dentro de la región de Oriente Medio la población cristiana no es muy abundante, excepto en el Líbano, Siria, y Egipto. Los coptos constituyen uno de los grupos etnorreligiosos principales en Egipto y son la mayor comunidad cristiana en Oriente Medio, así como la minoría religiosa más grande de la región, lo que representa alrededor del 10% de la población egipcia.

El término “copto” designa a los cristianos de Egipto pertenecientes a las dos iglesias coptas principales: una católica (minoritaria), y otra ortodoxa (mayoritaria), además de otras vertientes de congregaciones coptas protestantes. Pero a efectos litúrgicos los coptos católicos y ortodoxos utilizan el mismo idioma copto y un calendario conjunto propio.

Se estima que los coptos son cerca de 45 millones, repartidos entre Egipto (unos 6,5 millones), Sudán, Etiopía (35 millones) y Eritrea, siendo la religión mayoritaria en Etiopía y Eritrea. Están organizados en 3 patriarcados; de Alejandría, de Etiopía y de Eritrea.

En Egipto muchos coptos se consideran discriminados en su propio país, sobre todo en lo que respecta al acceso al trabajo, aunque están muy asentados en sectores económicos comerciales y artesanales como la joyería.

Históricamente en Egipto la minoría copta ha sido respetada como tal, y los episodios de violencia, con la mayoría musulmana, han surgido de manera escasa y esporádica durante los últimos años.

En Eritrea y Etiopía conviven con el resto de culturas menos asfixiados que los coptos de Sudán, rodeados de inestabilidad política.

Pero la violencia está aumentando, últimamente los movimientos islamistas radicales han puesto en el punto de mira a estas comunidades cristianas que sufren atentados y ataques en estos cuatro países.

Hace cuatro meses, 23 personas fallecieron y otras 49 resultaron heridas a causa de la explosión de una bomba en una iglesia de El Cairo. El artefacto estalló en la sección dedicada a las mujeres de la iglesia de San Pedro y San Pablo, adyacente a la catedral de San Marcos, sede del patriarca de la Iglesia Ortodoxa Copta.[7]

¿La globalización estrangula a las minorías?

El movimiento de la globalización conduce a los Estados a establecer culturas de masas más esquemáticas y generales para la integración de todo tipo de culturas, religiones y razas. Este fantástico planteamiento no cuenta con la individualidad de las minorías que luchan por representar su lugar en el mundo.

La integración y la tolerancia son dos de los preceptos del movimiento globalizador pero todavía es pronto como para adelantar acontecimientos, ¿será la globalización el motivo de asfixia de las grandes minorías?

De momento estamos asistiendo a un panorama nada inclusivo. Hace un año que se cerró la ruta europea migratoria del Este y Schengen ha vallado todas sus fronteras. El acuerdo UE-Turquía ha ralentizado el sistema de acogida y la diferenciación y la xenofobia se han colado en el Parlamento Europeo sin que nadie se enterara. ¿Qué tipo de ejemplo predica Occidente con políticas tan excluyentes?

Las nuevas minorías han resultado ser demasiado transformadoras para luchar con fuerza contra esta masificación[8]. El apoyo del derecho internacional está surtiendo un efecto positivo pero todavía queda mucho por caminar para conseguir una tolerancia completa, sea cual sea el número de personas que representen una cultura.

 

 

[1] Psfölt y Kumplicka “Minority politics in the Middel East and North Africa: the prospects for transformative change”.

[2] Human rights watch. “Egipto”. (https://www.hrw.org/es/world-report/2012/country-chapters/259622)

[3] El bahaísmo o fe bahá’í es una religión monoteísta cuyos fieles siguen las enseñanzas de Bahá’u’lláh, su profeta y fundador, a quien consideran la Manifestación de Dios para la época actual. Los principios centrales del bahaísmo se resumen en tres unidades: la unidad de Dios, la unidad de la humanidad y la unidad de la religión como una serie de revelaciones sucesivas.

[4] Irán es un país en el que los musulmanes se dividen en 89% chiíes y 9% suníes.

[5] Human Rights watch “Eventos en Irán 2016”. (https://www.hrw.org/es/world-report/2017/country-chapters/298371)

[6] El Mundo, “Los coptos bajo presión”. La aventura de la historia. (http://www.elmundo.es/ladh/numero160/todo1.html)

[7] El País Internacional “Al menos 23 muertos en un atentado junto a la catedral cristiana copta de El Cairo” (http://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/11/actualidad/1481450263_550004.html)

[8]   Psfölt y Kumplicka “Minority politics in the Middel East and North Africa: the prospects for transformative change”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s