CAJONES

¿Por qué guardamos? Yo quiero saber por qué guardamos, por qué hay tantas cosas guardadas dentro de nuestros cajones. ¿Por qué hay tanto que guardar? ¿Por qué hay tanto que esconder? ¿Por qué nos escondemos en los cajones y por qué abrimos los cajones de los demas?
Yo quiero saber todo eso. ¿Tú quieres saberlo?
¿Además de todo lo que guardamos, te gustaría saber lo que guardo yo? ¿Te gustaría saber lo que hay dentro de mis cajones? ¿Te gustaría saber lo que hay dentro de mí? Qué cosas meto, qué cosas pienso, qué cosas recuerdo o qué cosas no quiero recordar.
También quiero saber si lo que hay dentro de mis cajones es lo mismo que lo que hay dentro de mí..
¿Qué es lo que guardo yo? Yo guardo cosas, guardo mis cosas, cosas que uso, cosas que no uso, cosas rojas, que me dan vergüenza, que me acompañan, cosas que pesan, cosas blandas, cosas que no quiero enseñar o que quiero olvidar. Yo guardo cosas tristes o cosas que huelen. Cosas repetidas, de plástico, de lycra, redondas o afiladas. Guantes etiquetas, pudores y polvo.

Guardo todo esto, es lo que yo guardo y lo voy guardando y lo voy metiendo en mis cajones, y los voy llenando de cosas, de mis cosas, de alguna obsesión, de tierra o de leche. Guardo, lo guardo todo. Mis cajones están llenos, ya no cabe más.

¿Era algo de esto lo que buscabas cuando abrías mis cajones? Esos cajones que tú abriste. Que tú me abriste. Me abriste por la mitad. ¿Por qué abres mis cajones? ¿Por qué me abres por la mitad? Cómo nos gustan las cosas que están escondidas ¿Verdad? ¿Verdad que apetece ponerse a abrir diarios y cajones y abrirme por la mitad?

¿Qué estás buscando dentro de mis cajones? ¡Ah, estás buscando algo que no puedes ver! Estás buscando lo más íntimo. ¿Pero sabes qué? Que lo más íntimo es lo que ni yo misma puedo guardar, lo que no se puede coger, ni con la mano, ni con la lengua. Yo no puedo coger lo más íntimo de mí, eso que nunca sacarás del cajón. Eso que nunca vas a ver… o sí. ¿O quieres verlo? ¿Quieres verme? ¿Quieres saber quién soy?

¿Sabes una cosa que nunca te he dicho ¿Quieres saberlo? Todas esas cosas que he ido guardando en los cajones, toda esa mierda, todas esas mierdas, las he guardado para tí, para que tú las abrieras, para que tú te quedaras con ellas. Así que gracias, gracias por abrirme, por abrir mis cajones y quedarte con toda esa mierda que yo no quería.

Concierto para la acumulación. Cristina Peregrina.

Gran obra que recomiendo a todo el mundo, al igual que el resto de jugosos proyectos que se traen entre manos Los Hedonistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s